Maternidad libre y elegida

La tendencia de las NO-madres sigue creciendo. El instinto maternal es y debe ser una decisión libre

Yo, una persona joven y nada amante a los niños que, a día de hoy, sigo manteniendo no tener hijos en un futuro, me preocupa la gente que piensa que la mujer debe ser madre. Así es y así nos lo han hecho creer generaciones y generaciones que culturalmente han asociado a la mujer con la figura de madre. Mujer es igual a madre para la sociedad. Por eso, cuando una chica decide no cumplir con ese mandato, le quitan todas las atribuciones que a su vez le asignan a la madre.

Lo cierto es que, cada vez más, muchas mujeres se preguntan si ser madres es lo que verdaderamente desean. No todas tenemos el instinto materno desarrollado y respetamos a aquellas mujeres que desde niñas han apostado por tomarse la libertad de tener hijos. Claro que también está el caso de aquellas que por motivos biológicos no pueden tenerlos. Pero bueno, ahí está la opción de adoptar o de la inseminación artificial. Si es que en esta vida, menos para la muerte, hay soluciones para todo.

nomo0En la actualidad, las mujeres que deciden no ser madres entran en la categoría que la sociología moderna denomina NoChild o NoMo (sin hijos y no madres), en su versión castellana, respectivamente. Y esto se ha convertido en una tendencia de mujeres profesionales y emprendedoras en un mundo cuya poblacion envejece. En los últimos 60 años se redujo la tasa de fecundidad a nivel mundial, de cinco hijos por mujer en 1955 a 1,33 en 2015. Mucho se ha escrito y hablado de esta decisión femenina que cada vez más mujeres eligen. Pero a pesar de todo, no es nada fácil lidiar con los estigmas a los que estas mujeres se enfrentan.

 

 Las NoMo buscan el respeto de una sociedad instalada en la creencia de que una mujer debe dar a luz al menos una vez en su vida

Las mujeres que deciden ser madres lo hacen porque lo desean y será seguramente una de las decisiones más importantes que tomarán a lo largo de su vida. Tener a una criatura es un hecho tan grande que hasta a mí, que sigo manteniendo ser una NO-madre, me emociona. Debe ser increíble ver a una personita crecer a tu lado. Compartir tantas cosas juntas, incluido el cuerpo durante 9 meses. Me parece algo asombroso pero que no desearía experimentar. Pero aquellas que elijen no ser madre, no deben ser cuestionadas por una decisión que han tomado libremente. Las NoMo buscan el respeto de una sociedad instalada en la creencia de que una mujer debe dar a luz al menos una vez en la vida. Incluso hay NO-madres que toman la decisión de hacer un acto de valentía y generosidad brutal. Las hay que deciden donar sus óvulos para que, aquellas mujeres que desean ser madres y no pueden, lo consigan.

La elección de no ser madres de muchas mujeres se debe a varios factores culturales y sociales. La estética, el estilo de vida y la economía son alguno de ellos. La responsabilidad de por vida es el punto más importante para muchas mujeres que optan por no ser madres. Para ellas, los hijos dañarían la libertad y su tiempo libre. Por no hablar del embarazo y del parto, algo aterrador para muchas mujeres. El miedo y el rechazo a no conocer el dolor del parto es otra de las cuestiones que lleva a las mujeres a no tener hijos.

nerivill1-1908003_960_720

Luego está la importancia de la estética en una sociedad marcada por modelos de belleza y estereotipos. El miedo a engordar y a que el cuerpo se deteriore con el embarazo es otro de los puntos por lo que muchas mujeres rechazan el hecho de ser mamás. Y, por supuesto, el poder económico es esencial para hacer frente a todos los gastos que conlleva ser mamá.

“La maternidad es una vocación como cualquier otra. Debería haber libertad para elegir, y no ser una imposición para las mujeres”

En definitiva, la maternidad no es ni debe ser prioridad o requisito, sino una simple elección que las mujeres podemos tomar con total libertad. Parafraseando a la escritora estadounidense Anaïs Nin, “la maternidad es una vocación como cualquier otra. Debería haber libertad para elegir, y no ser una imposición para las mujeres”.

No obstante, aún seguimos y seguiremos escuchando cuando llegamos a la treintena a todo el mundo preguntándonos eso de ¿“cúando vas a ser madre”?, como presuponiendo que queremos y debemos serlo. Y los hay que responderán “ya querrás, aún eres joven. Si no qué vas hacer con tu vida”. Y tú, cuando ya no te queden más argumentos, agacharás la cabeza y pensarás, “en fin, la vida”.

 María Ramírez 

Periodista en continuo aprendizaje y CM Manager

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s