Sube A SACO el termómetro del cambio social

Del 3 al 6 de noviembre tuvo lugar en Sevilla la II Feria de Arte Contemporáneo y allí estuvimos añadiendo valor a nuestras esferas personal y profesional.

Esta cita con la autenticidad y valentía de muchos profesionales y sus obras artísticas supuso una ocasión especial para reinventarnos  junto a la actualidad más contemporánea.

Desde el comienzo del recorrido hubo una invitación a observar el mundo desde Caledoscopios diferentes. Con “cuatro espejos” o cuadros de variados colores pudimos contemplar un mismo paisaje desde figuras geométricas simétricas. Ana Feu nos obsequió con una técnica parecida a este instrumento óptico que tiene como título su última obra para ofrecernos desde un primer momento una cálida anticipación de lo que nos esperaba en ese intrigante camino con nuevas sinergias.

cofcof

Seguimos la ruta de la mano de Romina Viggiano junto a la que pudimos disfrutar de una apacible conversación. Todo fluía gracias a la mezcla de elementos que esta comisaria creó Entre la elegancia y lo atrevido. Diálogos de versatilidad a través de unas frescas imágenes donde el color inspira a pensar en la realidad y en cómo podemos cambiarla a través de los sueños y sentimientos colectivos, además de los personales. Romina nos sugirió que las creaciones presentes en su muestra interactuaban “entre ellas intentando transportarnos a una multitud de sensaciones”. Con esta pista nos atrevimos a percibir los cuadros y esculturas con una mirada más pausada y distanciándonos de la realidad.

Porque las exposiciones de arte terminan siempre resultando complejas narraciones culturales, pero también sociales incluso políticas. O así nos lo hicieron saber dos autoras que nos regalaron momentos para arriesgarse a volver a pensar en la sociedad actual.

Transportándonos al Verano del 2000 fuimos capaces de volver a sentir esas emociones de la adolescencia. Esta propuesta de Ana Sanfrutos logró acariciar nuestros recuerdos de amor, amistad, sexo, soledad cuando los adultos estaban tan lejos…haciéndonos rememorar esos instantes tan importantes pero tan carente de sentidos a la vez. Los hilos con diferentes poses de una mujer se enmarañaban en el reverso de los tapices evocándonos el caos de la verdadera percepción interior de sentir todas esas sensaciones a la vez.

 

La soledad en las palabras “tengo la sensación de que todavía nadie me ha conocido”, la incomprensión en la verdad de que la habitación “nunca la ordeno porque está viva…”. Cada texto pensado por Elisa V, la autora de los escritos que pudimos curiosear en la obra, es un grito de sinceridad. Quizás sea el primer romancero de las nuevas generaciones atosigadas por la infinitas posibilidades de Internet.

 

Al fin y al cabo, las experiencias pasadas nos determinan, pero las presentes y futuras también. Eso es lo que descubrimos en un #debateasaco con Valentina Negri y Anita Orzes, dos artistas en SACO 2016 que reivindicaban que Venecia (NO) está en venta con una crítica social hacia el turismo no controlado que sufre la ciudad y los residentes en ella. Valentina nos muestra las fotografías de transatlánticos en el puerto de Venecia que atentan contra la cultura quitando toda la vista de un paisaje que es Patrimonio de la Humanidad.

IMG_20161108_114100.jpg

Valentina nos contó que el “problema de este turismo no reglado está cuando afecta en el día a día de los ciudadanos”. Cuando se cierran panaderías o mercados para abrir más restaurantes y no hay donde comprar alimentos básicos para vivir. Nos informó de que “muchos venecianos se han ido a vivir a otras localidades de Italia viendo que los gobiernos se seguían quedando de brazos cruzados ante estas preocupaciones”. El turismo es bueno porque enriquece a Venecia, pero sin normativas que lo regulen puede acabar convirtiéndola finalmente en una maqueta cultural.

Es esta capa más profunda del arte contemporáneo, del discurso de la complejidad del mundo actual lo que de verdad interesa. Lo que da pulso a los más de 20.000 visitantes a subir el termómetro de cambio social. La afluencia del público es claro indicador del interés de esta feria cada año en la capital andaluza, pero aún más señal de su necesidad es la multiplicidad ideológica que engloba en un solo lugar. Un viaje hacia la modernización, y hacia el enriquecimiento cultural de Sevilla como ciudad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fátima Santiago
Periodista especializada en el mundo online, RRPP y gabinetes de comunicación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s