Menos estricta, más libre

Así es la manera de trabajar con panografías o con un revuelo de fotos que siempre te pueden dar la posibilidad de ver más allá

Mareen Fischinger es una reconocida fotógrafa a nivel internacional cuyos proyectos más destacados son panografías de cientos de imágenes que requieren años de trabajo. Fue en 2004 iniciando los estudios de diseño en comunicación en Düsseldorf (Alemania) cuando comenzó interesarse en esta nueva forma de visualizar la realidad y se metió de lleno a investigar antecedentes en los trabajos de los años 80 de David Hockney: pintor, escenógrafio y fotógrafo inglés. David sería el referente principal por el que Mareen intentaría mirar desde ángulos diferentes, realizar formas distintas de alinear los puntos de las fotografías y elevar el rango de su dinamismo.

Aunque ha liderado campañas de producto e imagen de importantes empresas y proyectos de fotografía de moda, ella afirma que con lo que se siente más libre a la hora de trabajar son las panografías. La mayoría de sus diseños son a largo plazo porque sus creaciones son experimentales. No están sujetas a reglas ni a deseos de clientes ni mensaje concreto ya que tiene la suerte de que las galerías donde expone respetan su método de trabajo y el tiempo que necesita para realizar sus obras de arte. Esto fue una sorpresa para ella porque pensaba que muchas personas hacían lo mismo, pero cuando se dio cuenta que había gente que componían panografías pulsando el botón “panografía efecto” de los programas de edición entonces empezó a entender que era lo que le hacía diferente del resto y porque la llamaban por teléfono.

fischinger

Aprovecha sus viajes de trabajo, para tomar fotografías y después sacar conceptos originales para producciones nuevas. Para ella es importante “no solo fijarse en los edificios, si no también en las situaciones que se dan entre las personas” porque al hacer las fotos en la calle suceden escenas inconcebibles y muy interesantes.

Cuando tiene una idea nueva, se echa a la calle y se queda en un mismo lugar fotografiando lo que ocurre alrededor entre 30 y 45 minutos. No observa un punto en concreto, si no que lo importante es captar los cambios que ocurren en una misma zona para después no perder el efecto del movimiento.

fisch

A la hora de hacer encajar las fotografías no le importa que no quede perfectas las líneas que unen una imagen con otra, porque lo que intenta trasmitir es que las cosas no son tan fáciles como fijarse en un punto determinado, si no ver más allá de lo que nos presenta cada día ante nuestros ojos la sociedad actual.

Nos confiesa en petit comité  que “a veces los demás no saben entender lo que hace” lo nota cuando van a visitar sus “cosmos de imágenes” y la gente se queda pensando delante de estos. Pero no le importa salirse de las reglas impuestas y ver fuera de los contextos marcados porque Mareen cree que “nuestra lente no es perfecta, porque el ser humano tampoco lo es, pero si es personal” y cada uno tiene su forma de ver la realidad.

Fátima Santiago
Periodista especializada en el mundo online, RRPP y gabinetes de comunicación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s